Amaranto, Quinoa y Chia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amaranto, Quinoa y Chia

Mensaje  Desmond el Jue Sep 29, 2011 5:02 am

Hola Raquel, en el otro foro cuando pregunté acerca del amaranto lo colocaste al nivel de cualquier cereal, sospecho que con la quinoa dirías algo parecido, como si el nivel de nutrientes de un alimento fuera secundario al lado de su condición yin yang. Sin embargo, tanto el amaranto como la quinoa constituyen alimentos integrales muy completos, posiblemente de los más completos, y muy superiores al arroz integral, pues difícilmente se podría vivir sólo con arroz integral, en cambio, sí se podría vivir con quinoa o amaranto o chía, ya que poseen nutrientes que faltan en el arroz.

¿Qué pensas de cada una de estas semillas y cómo se prepara el amaranto para su consumo?

Me olvidaba, el miso ¿es la salsa de soya?

Saludos y gracias de antemano por la respuesta.

Desmond

Mensajes: 4
Fecha de inscripción: 29/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amaranto, Quinoa y Chia

Mensaje  Admin el Jue Sep 29, 2011 3:05 pm


Hola
Por lo menos te he atraído a mi guarida jejjejej
El amaranto, sí, es parecido a la quinoa, y son granos, pero tampoco cereales, por lo que se ponen junto a ellos por similitud pero es un poco “una cosa rara”.
Es verdad que contienen más proteína, y que son alimentos muy completos, los dos. PERO EL ARROZ INTEGRAL…ahí me has tocado mi fibra sensible, eso es LO MEJOR DEL MUNDO! JEJEJE. En serio…
En macrobiótica, se miran los nutrientes, cierto, pero algo más, las energías, el equilibrio. El arroz es de clima 4 estaciones y resulta más adecuado para nosotros que estamos en 4 estaciones, más que estos dos granos que son de clima muy cálido y por tanto demasiado yin para tomar todos los días.
Yo no como solo arroz, por supuesto, pero creo que sí que se puede vivir, O POR LO MENOS SOBREVIVIR con solo arroz. Siempre pienso que en una isla desierta SERIA FELIZ CON TAN SOLO ARROZ INTEGRAL.
Pero aparte de teorías, es que YO LO SIENTO, LO PERCIBO, LO VIVO. Como quínoa y bien, está rica, ya está, pero para nada me SATISFACE igual que el ARROZ, ni me aporta la misma energía ni nada. Es difícil de explicar, pero llega un momento que la sensibilidad se agudiza Y SE NOTA. Y no creo que sea sugestión, es más, casi me fuerzo a comer otros granos y pasta porque mi cuerpo “ere que ere” que me pide el arroz, el equilibrio por antonomasia.
Esta es mi experiencia, pero animo a todos a seguir su camino, a experimentar y decidir por si mismos que les va mejor.
Y de la chia , tampoco se demasiado como darte una opinión profesional que valga la pena.
Saludos y a ser felices
Raquel

Admin
Admin

Mensajes: 347
Fecha de inscripción: 02/06/2009

Ver perfil de usuario http://ladietistaraquel.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Amaranto, Quinoa y Chia

Mensaje  Desmond el Vie Sep 30, 2011 3:48 am

Es cierto, EL CUERPO NOS DICE QUÉ NECESITA Y QUÉ LE HACE BIEN. Hace tiempo que me di cuenta de esa sensibilidad que se va desarrollando con el paso del tiempo. También es cierto que nada me hace sentir tan bien como el arroz integral. En este momento son las 15:43 en mi país, tuve que trabajar todo el día y no tuve tiempo ni de comer, pero me encuentro perfecto, ahora dentro de un rato cuando tenga tiempo comeré. Antes no podía hacer eso, a estas alturas me estaría comiendo un árbol.

La SENSIBILIDAD me dice que el arroz es lo que más me equilibra, en segundo lugar se encuentran dos cereales: la cebada pelada y el mijo. La quinoa comencé a comerla hace un par de días, parece que me hace bien, sentí su energía, pero aún no sé cómo me afectará. El trigo, en cambio, me hace mal, tengo hasta la sospecha de que pueda ser celíaco.

No me respondiste si el miso es la salsa de soya.

Saludos y gracias por tu tiempo y conocimientos.

Desmond

Mensajes: 4
Fecha de inscripción: 29/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

miso/salsa de soja

Mensaje  Admin el Vie Sep 30, 2011 1:52 pm

jo. si eres todo un experto!!!
desde donde escribes????
miso/salsa de soja

esto y mucho mucho mas en MI LIBRO, te lo puedes descargar
http://sites.google.com/site/ladietistaraquelmacrobiotica/mi-libro

en resumen . los dos son condimentos FERMENTO salados procedentes de la soja. MISO ES PASTA Y SALSA ES LÍQUIDO
ahí va

Miso
Alimento medicinal en formato de pasta salada-saborizante.
Tiene un aspecto “cárnico” como una versión súper sana del “Extarlux”.
Se elabora a partir de la fermentación de la soja sola o mezclándolo con algún cereal (ver tipos de miso).
Además de aportar sabor a nuestros platos, resulta nutritivo, alcaliniza la sangre, nutre el sistema nervioso y regenera la flora intestinal…
Y yo añadiría otra cualidad, según he podido comprobar por mi experiencia, el miso aporta también mucho sosiego. ¿Llegas a casa o estás cocinando con un poco de estrés por las prisas, el hambre?…Te tomas un caldito de miso y todo se pasa, reina la tranquilidad.
Sobre la conservación siempre surgen dudas. Al estar vivo, puede aguantar años, para nada perecedero (cuando lo compré por primera vez me dijeron en la tienda que me duraría “toda la vida”), en todo caso se transforma a más fermentado.
En verano es mejor guardarlo una vez abierto en refrigerado, ya que el excesivo calor sí que puede estropearlo. Pero durante el resto del año puede estar fuera, a temperatura ambiente, es más, resulta que el frío de la nevera puede comportar que las bacterias estén demasiado aletargadas y la inactividad reduzca su poder curativo.
Y otro tema, ¡siempre en tarro de cristal!
En general, la única cosa en la que fijarse cuando compréis Miso, es en que sea sin pasteurizar, para que conserve vivo el fermento que contiene.
Para aprovechar sus virtudes no debe hervir nunca. Por eso es mejor añadirlo al final de la cocción y dejarlo como mucho un par de minutos a fuego mínimo para que “se active”.
Podéis diluirlo aparte, con un poquito de líquido y añadir a la cocción o con un colador incorporarlo en el caldo para que no nos queden grumos.
Se toma a razón de media cucharadita de postre por ración, pero por ejemplo, en las sopas se puede hacer “a ojo” tan solo mirar que no quede ni muy oscuro ni demasiado claro y en todo caso probarlo antes de servir.
Típico de las sopas de miso con vegetales, pero se emplea en multitud de platos. Por ejemplo, se unta cubriendo un bloque de tofu, para que fermente y obtener “queso”. Se añade a cocciones con salsa para “dar cuerpo” o para cocinar verduras especialmente yin como los espárragos y así se equilibran. Nota: si se cocina ya no es tan medicinal, porque matamos las bacterias pero en este caso, buscaríamos otra opción: la yanguinación o simplemente resaltar el sabor de las recetas.

TIPOS
-Miso mugi. Soja + cebada. De fermentación larga. De los más recomendables por ser especialmente equilibrado y medicinal.
-Miso genmai. Soja + arroz integral. De fermentación larga. De los más recomendables también.
-Miso hatcho. Sólo soja. De fermentación larga. Más oscuro, bastante fuerte de sabor y más difícil de diluir. Ideal para climas muy fríos o personas que precisen de mucha energía yang.
-Miso blanco. Soja +arroz (o sin él). De fermentación corta. Color claro, muy suave, algo salado como todos, pero con un toque dulce de contraste. Ideal para niños como miso suave y para preparar cremas de verduras y salsas.


Shoyu o Salsa de soja /Tamari.
Líquido oscuro y salado con ese sabor tan característico producto de la fermentación de la soja.
Más que un condimento, producto medicinal por su efecto remineralizante y antiséptico. Además por su contenido en aminoácidos complementa el aporte proteico.
Por supuesto que no me refiero a la salsa de soja de los supermercados. Las versiones comerciales se realizan de forma rápida y artificial y les añaden azúcar y otros aditivos. Sólo nos sirven como condimento-medicina las salsas de soja ecológicas de fermentación natural de al menos 18-24 meses que nos aporten riqueza nutritiva y enzimática.
Podemos emplearlo también como saborizante en lugar de sal en el wok de verduras, ideal para sopas, legumbres y verduras.
Como norma, debemos añadirlo durante la cocción, pero justo unos minutos antes de retirar del fuego y así no estropeamos su faceta “viva”.
También suele ser un buen aliado para ahorrar aceite en los rehogados, plancha…con la consecuente reducción de calorías para las personas con urgente necesidad de pérdida de peso (suele funcionar este truquillo).
Y gran recuro para macerados como el del pescado o tofu.

Diferencias:
Tamari. Compuesto de soja + agua + sal. Se emplea más en los remedios y resulta más fuerte de sabor.
Shoyu. Se le añade además trigo obteniendo un sabor más suave.


Admin
Admin

Mensajes: 347
Fecha de inscripción: 02/06/2009

Ver perfil de usuario http://ladietistaraquel.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Amaranto, Quinoa y Chia

Mensaje  Desmond el Sáb Oct 01, 2011 8:54 am

Raquel, increíble lo que sabes!!

Estuve hoy en el Centro Macrobiótico uruguayo -sí, soy de Uruguay-, y para mi asombro no hay en el Uruguay quien prepare salsa de soya pura como debe ser. Me indicaron que fuera a una tienda donde una china prepara en forma artesanal muchos productos orientales, le compré salsa de soya y al llegar a casa descubrí en la letra chiquita -no pude leerlas en la tienda porque no llevaba los lentes- que estaba preparada con soya, trigo, glucosa y conservantes. La otra opción que tenemos es la Soya Sakura, que a pesar de estar hecha a partir de la fermentación, posee conservantes. Lo bueno es que sí tenía miso. Lo vendía en una bolsa de medio kilo sin ningún tipo de etiqueta. Me dijo que era natural varias veces, pero también me dijo que la salsa de soya lo era y la comunicación era difícil porque le costaba mucho encontrar las palabras en español para expresarse. Sospecho que el miso era real, particularmente porque cuando le pregunté si debía guardarlo en la heladera me respondía que no porque era natural. Sólo debía colocar la parte que estuviera empleando en un pote y dejar el resto en la bolsa. El gusto es rico y como la salsa de soya arregla el estomago. Si es puro y real me recompondrá la flora intestinal. Lo coloco sobre el arroz sin mayores preparativos.

Le pregunté por el tempeh y no tenía idea de lo que era, le traté de explicar, pero no sabía. Los productos que involucren mucho tiempo de fermentación de la soja parece que no pueden encontrarse con facilidad. Tal vez porque no existe un mercado lo bastante importante como para que alguien tome la iniciativa para ponerse a elaborarlos. Voy a seguir investigando, a lo mejor encuentro algún lugar con chinos que los elaboren, igual, voy a confiar en que el miso que compré es verdadero.

Se me ocurre que el tema de los conservantes constituya un requisito bromatológico que obliga a los fabricantes. Si la china no fuera tan cerrada hubiera tratado de conversar con ella para pedirle que me preparara estos fermentos sin conservantes.

Te voy a contar algo de mi historia relacionada con la macrobiótica. Me acerqué a ella porque me encontraba muy yin y débil, pero los análisis médicos tradicionales no revelaban una enfermedad como causa. Cuando veía a los médicos me daba cuenta de que ellos estaban tan enfermos como yo o peor aún. Sabía que debía encontrar un camino hacia la salud por mi propia cuenta y confiar más en la naturaleza que en los médicos. Pero los alimentos naturales por ser naturales no bastaban. Las frutas con mucha vitamina C como los cítricos, los tomates, etc., curiosamente me debilitaban. El poroto de soya con toda la prensa que tiene me debilitaba, la leche me debilitaba, etc. Conocía los principios macrobióticos, pero me negaba a seguirlos, hasta que no me quedó opción. Me negaba a aceptar que los cereales fueran tan importantes, pero al final tuve que aceptarlo. Estoy tratando de salir de la condición superyin en que me encuentro, pero la debilidad de mi aparato digestivo lo vuelve difícil. De cualquier manera voy descubriendo que se necesita mucho menos alimento de lo que se piensa generalmente. Un poco de arroz, cebada o mijo, basta. De esa manera aprovecho mejor la poca energía de la que dispongo para digerir los alimentos. Es más, me siento mucho mejor comiendo menos que comiendo mucho. Y con los cereales hay que cuidar del exceso en el volumen porque dificulta la digestión por la fibra que contiene. Además encontré un lugar donde venden casi todos los granos comestibles que existen.

Si me curo deberé poder dormir mejor por las noches, cosa que la condición tan yin impide. Me falta energía para poder dormir. Además, la presión ambiental es grande y mantiene muy excitado el cerebro, impidiendo también que pueda dormir -me la paso dando vueltas y vueltas a los problemas durante toda la noche sin poder detener la mente-. De cualquier manera, a pesar de pasarme horas dando vueltas en la cama hasta poder dormir, dispongo de energía para trabajar. Esto es nuevo y sólo con el arroz puedo hacerlo, como te dije ayer.

Tampoco puedo esperar grandes cambios en forma rápida, ya que estoy muy viejo, tengo 56 años. Me acuerdo cuando probaba la macrobiótica con 20 años que los cambios eran intensos y rápidos, pero ahora el cuerpo ha perdido la capacidad de reaccionar de esa manera. Si me preguntas por qué no seguí con la macro cuando era joven, la respuesta es sencilla, a esa edad es muy difícil hacerlo cuando se posee mucha energía y una voracidad enorme. No podía vivir comiendo granos, necesitaba otras cosas. Además, se decía que la macro disminuía el apetito sexual y los macrobióticos hablaban de conservar la energía sexual y de no abusar de ella. Yo, en cambio, sólo pensaba en el sexo y no quería que nada pudiera disminuir mis energías sexuales, por ese motivo no me quería arriesgar.

Me llevó 35 años aplacarme y aceptar -por obligación- la macro, curiosamente descubro que la macro no disminuye mi energía sexual, al contrario.

Raquel, no puedo comprarte el libro a través de la página porque no dispongo de tarjeta de crédito internacional. ¿Puedo girarte el dinero por la Western Union, tendría que ser en dólares y me interesa la versión electrónica?

Saludos

Desmond

Mensajes: 4
Fecha de inscripción: 29/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amaranto, Quinoa y Chia

Mensaje  Admin el Lun Oct 03, 2011 3:53 pm

Hola
Algunas cosas.
-no puedes mirar misos de importación, los ingredientes de esas salsa de soja no hacen buena pinta.
-tu cerebro excitado indica que esta yang, no yin. Puede ser que el cuerpo este de una manera y el cerebro de otra! PONTE A MEDITAR!
-no eres viejo.
-lo del sexo…me parece fuera de contexto. Pero por la misma razón las mujeres, que somos las que recibimos, lo deberíamos hacer más, por con quien?? Jejeje. Al final has descubierto que nada de disminuir el apetito sexual con el apetito macro,no???
-el tema del libro, es que no sé como hacerte llegar la versión electrónica. Mira en AMAZON QUE TAMBIEN LO VENDEN, a ver si es más fácil.
UN PLACER
A cuidarse
raquel

Admin
Admin

Mensajes: 347
Fecha de inscripción: 02/06/2009

Ver perfil de usuario http://ladietistaraquel.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.